sábado, 1 de enero de 2011

Icono del mes- MIGUEL ABUELO

Este mes el MALBA estrenará el biocip Buen día, día de Sergio "Cucho" Constantino y Eduardo Pinto.
La muerte de Miguel Abuelo se produjo en el medio de las de Luca Prodan (22 de diciembre de 1987) y la de Federico Moura (21 de diciembre de 1988) que marcan el fin del rock nacional post-Malvinas de la década de los '80 y de tres bandas que marcaron el Rock argentino. Buen momento para rescatarlo del olvido en que hace años está suemrgida su figura.


Su nombre real era Miguel Ángel Peralta y nació el 21 de marzo de 1946 en la maternidad del Hospital Tornú de la ciudad de Buenos Aires.

Hacia mediados de 1968 comienza a frecuentar el boliche de la calle Pueyrredón, "La Cueva" donde conoce a Javier Martínez, Lito Nebbia, Tanguito, Claudio Gabis, Spinetta, entre otros. Pasa un tiempo viviendo en una pensión compartiendo el cuarto con su amigo Pipo Lernoud y luego se mudan a la casa de su madre, Mabel Lernoud.

La historia cuenta que en 1968 formó Los Abuelos de la Nada, inspirado en una frase del libro de Leopoldo Marechal, "El Banquete de Severo Arcángelo" que decía: "hijos de los piojos, abuelos de la nada."
Así es como reúne la primera formación de "Los abuelos". Claudio Gabis, guitarrista de Manal, participa de la grabación del primer single de Los Abuelos de la Nada: "Diana Divaga", pero el papel de la guitarra sería ocupado por Norberto Aníbal Nappolitano, mejor conocido como "Pappo".

Miguel se siente frustrado, y harto además del tenso clima social que se vive bajo la dictadura de Juan Carlos Onganía, Miguel viaja a Europa para escapar de dicho sistema político opresor.

En Europa se encuentra con muchos músicos argentinos de quienes se hace amigo, especialmente Miguel Cantilo, Kubero Díaz y Cachorro López.

A fines de la década de 1970 es puesto en prisión por ser inmigrante indocumentado y pasa un tiempo tras las rejas, dedicando su tiempo a escribir poesía. Finalmente lo dejan libre y al poco tiempo regresa a la Argentina con la ayuda de Cachorro, con quien además planeaban formar una nueva banda que revolucionara la música rock. Los Abuelos de la Nada ven la oportunidad de resurgir de la mano de Miguel como cantante y Cachorro como bajista. Pronto reclutan a los demás integrantes y se suman Daniel Melingo en clarinete y saxo, Polo Corbella en batería, Gustavo Bazterrica en guitarra y Andrés Calamaro en teclados (recomendado por Alejandro Lerner).

El álbum debut fue Los Abuelos de la Nada, en 1982, y fue producido por Charly García, mientras éste componía Pubis Angelical. El mismo contenía hits que se convertirían en clásicos: Sin gamulán y No te enamores nunca de aquel marinero bengalí.


El primer Obras llegó en junio del '83, donde adelantaron los temas Espía de Dios, No se desesperen y Sor Teresa. Estos temas se incluirían en la segunda placa, Vasos y Besos, que se editaría a fines de ese año.
El disco tambien contenía otro gran éxito de los abuelos, el reggae Chalaman interpretado por Daniel Melingo.





El tercer disco, Himno de mi corazón(1984) fue presentado en el Teatro Coliseo, en diciembre. Sin Melingo ni Bazterrica y con Afredo Desiata y Gringui Herrera en su reemplazo, registraron los conciertos del Teatro Opera para luego sacar un disco en vivo.



Para el último trabajo discográfico de Los Abuelos Cosas mías, 1986, ya la banda era distinta: Abuelo (voz), Kubero Díaz (guitarra), Juan Del Barrio (teclados), Marcelo Fogo (bajo) y Polo Corbella (batería).

Con esta formación brindaron varios recitales, pero la convocatoria había descendido considerablemente. La agrupación se disolvió definitivamente a fines del '86. Miguel Abuelo murió de SIDA el 26 de marzo de 1988.






CINE


Figura central en el nacimiento y apogeo del rock argentino, la estatura de Miguel Abuelo como artista ha sido muchas veces dejada de lado en favor de los aspectos más triviales de su compleja personalidad. Este documental se ocupa de poner las cosas en su lugar, revelando minuciosamente el genio del autor de “Diana divaga” y “Tema en flú sobre el planeta” mediante un vastísimo y raro material de archivo, que incluye dosis generosas de la voz de Abuelo, cantando o contándose a sí mismo. Su propio hijo, Gato Azul Peralta, oficia de guía a través de una Buenos Aires nocturna en la que aparecen, aquí y allá, las huellas profundas del paso del poeta y cantante por este mundo. Gato Azul también se encarga de hablar con algunos de los numerosos entrevistados (entre los que figuran otras leyendas rockeras como Spinetta y Calamaro), especialmente con el guitarrista Gustavo Bazterrica, un personaje enorme e intenso al que vale la pena ver y escuchar. Su voz, las demás voces, las canciones en s olitario o con los Abuelos de la Nada, dejan flotar la sensación de que la obra cumbre de Miguel Abuelo no fue otra que su propia vida.


Buen día, día (2010), de Sergio "Cucho" Constantino y Eduardo Pinto (94 minutos) Todos los viernes y sábados de enero, a las 22, en el MALBA (Figueroa Alcorta 3415).

2 comentarios:

  1. No, pero tambien la dan en el Goumont, y la entrada cuesta solo 8 pesos
    Cristian

    ResponderEliminar